Turismo rural comunitario

El turismo rural comunitario ofrece la oportunidad de acercarse sin barreras a la esencia de la vida en el campo y a los parajes naturales más inexplorados. De la mano de excelentes campesinos anfitriones, lo involucran en las actividades, tradiciones y estilos de vida de la población local.

Estas experiencias se desarrollan desde cooperativas o asociaciones comunitarias que poseen reservas ecológicas privadas o que se encuentran cercanas a regiones de interés ambiental y cultural. Estas comunidades le dan una perspectiva novedosa que combina servicios turísticos, tales como: hospedaje, excursiones y artesanías. Además, le facilitan vivir parajes naturales impresionantes y la cultura viva de la localidad – la cultura campesina, indígena o afrocaribeña. Esto permite a nuestros visitantes descubrir la Costa Rica auténtica. También explorará lugares paradisíacos, beneficiará a agrupaciones conservacionista, se divertirá y descansará sanamente.

Las estadísticas demuestran que más de un 6% de los visitantes realizan diversas actividades de turismo rural. Por su parte, los campesinos involucrados en el turismo rural comunitario se sienten cada vez más motivados a proteger el ambiente y a conservar sus costumbres y sus tradiciones, gracias a los beneficios que reciben por ello.