Aventura y ecoturismo

  • Abenteuer und Ökotourismus
     Abenteuer und Ökotourismus

Gracias a la biodiversidad del territorio, Costa Rica es uno de los principales destinos de naturaleza en todo el mundo. Esto lo convierte en una meca para cientos de turistas amantes de los tesoros naturales y líder del ecoturismo responsable.

El ecoturismo procura el mínimo impacto en el ambiente. Esta actividad produce ingresos importantes en el país que la desarrolla. Al mismo tiempo, ayuda a proteger importantes áreas naturales y también beneficia a las poblaciones, ayudándolas a reducir su dependencia de otras actividades económicas que podrían dañar la naturaleza. Afortunadamente, Costa Rica, el lugar de nacimiento del ecoturismo, ofrece una amplia oferta adaptable a todos los gustos.

La oferta incluye excursiones «ligeras» —como  caminatas tranquilas en parques nacionales—, o expediciones de aventura (tales como senderismo en el bosque lluvioso). Costa Rica le facilita una experiencia directa en contacto con la naturaleza, adaptable a todos los tipos de condición física, gustos y edades.

 

Importancia de los guías

Costa Rica cuenta con servicios de excelentes guías turísticos en los principales idiomas. Estos profesionales poseen formación especializada y la correspondiente licencia oficial para ejercer. Se recomienda ampliamente la contratación de estos servicios al menos para una parte del viaje.  Ellos reconocen el canto de las aves, saben rastrear huellas y dónde encontrar los animales. También le explican de forma sencilla y comprensible las fascinantes facetas de la naturaleza. Con su ayuda, los exploradores despiertan los cinco sentidos, a menudo adormecidos por las presiones de la vida cotidiana. Mediante esta modalidad de excursión, el visitante puede experimentar mucho más que si emprende el camino por su propia cuenta a través de la selva. Últimamente se han vuelto muy populares los viajes «a la medida», dirigidas por uno de estos colaboradores. Quien viaja en forma individual puede encontrar también guías locales en los principales lugares turísticos. Sin embargo, hacemos hincapié en la importancia de darle prioridad a aquellos que cuenten con la correspondiente licencia del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Caminatas y senderismo

Son de las actividades preferidas de aventura para descubrir las bellezas naturales. Permiten caminar por senderos a través del bosque.  La mayoría de parques nacionales y reservas cuentan con estos, bien cuidados para tal fin.  Es importante empacar unos buenos zapatos para caminar, así como binoculares para observar los animales. Los que gustan de emociones fuertes, pueden hacer rutas que exigen de preparación y destreza, escalar cerros altos o cruzar áreas naturales únicas. 

Excursiones y ciclismo de montaña

Esta forma de descubrir la naturaleza gana cada vez más adeptos.  La innumerable cantidad de senderos naturales y calles de lastre en Costa Rica es adecuada para los ciclistas. Se ofrecen giras completas en bicicleta o también giras de un día en diferentes localidades.  Las más conocidas son las del área de los volcanes Irazú y Arenal, además del valle de Orosí. 

Aventura en las copas de los árboles

El precursor de la exploración de la biodiversidad desde las copas de los árboles fue el biólogo norteamericano Dr. Donald Perry. Él escalaba con cuerdas los troncos de los árboles e instalaba plataformas en las ramas para estudiar desde ellas la flora y fauna. Lo hizo con mucho cuidado para no dañar el medio ambiente. Para que este mundo fascinante fuera más accesible al público en general, construyó un cómodo teleférico a través de las copas de los árboles. Este dio origen posteriormente a una forma más aventurera de descubrir la naturaleza, conocida como «excursión en dosel». En esta, las personas se deslizan velozmente de una plataforma a otra, colgando de cables de acero. Quienes no padecen de vértigo, pueden caminar por los puentes colgantes, que atraviesan algunos bosques del país. Los que aman la adrenalina podrán decidirse por dormir sobre una plataforma ubicada en las alturas. 

Rutas acuáticas

En medio de la naturaleza virgen se escucha el murmullo de cientos de ríos, riachuelos  y canales. Esto nos sugiere disfrutar de una expedición de balsismo o piragüismo. El río Pacuare es conocido mundialmente como uno de los más hermosos para practicar estas modalidades. Otra aventura sin igual es deslizarse en canoa por las aguas más tranquilas de los canales del Parque Nacional de Tortuguero, disfrutando muy de cerca de la flora y fauna del lugar.  En las costas pueden realizarse excursiones en yate y pesca deportiva de vela en alta mar.

A caballo

Los costarricenses aman estos animales nobles y a lo largo de todo el territorio nacional se ofrecen cabalgatas. Escuche los latidos acelerados de su corazón de jinete, ya sea galopando por playas solitarias a la puesta del sol, en las sabanas guanacastecas como los vaqueros o en un recorrido intrincado a través de los senderos naturales de la selva.

A viento y vela

Tamarindo, Jacó, playa Hermosa o Puerto Viejo, se encuentran entre algunas de las playas favoritas para surfear.  El constante oleaje es catalogado por los expertos como de talla mundial. Para surfear a vela puede visitar el norte de la laguna del Arenal o el norte de la península de Nicoya en Guanacaste. 

Consentido por el volcán

Independientemente del aspecto amenazador de los volcanes, estos también pueden tener su lado amable. Tal es el caso del Arenal, una joya de la geografía de Costa Rica, en cuyos alrededores funcionan algunas instalaciones de mucho reconocimiento y calidad. 

Riachuelos termales fluyen a través de la exuberante vegetación tropical que rodea muchos colosos del país. Por eso, se puede contemplar un paisaje natural magnífico desde una distancia segura. Usted encontrará balnearios cerca de ellos, donde se le ofrecerán tratamientos variados en medio de la mayor comodidad. Se dice que el lodo volcánico, rico en minerales, tiene propiedades revitalizantes y rejuvenecedoras. Asimismo, es uno de los materiales que se utiliza comúnmente en este tipo de instalaciones.  Pasar el día bajo una pequeña cascada de aguas termales puede ser una experiencia muy relajante e inolvidable.